La Larga Cena de Navidad

Un espectáculo de Máscaras de Comedia Humana

Sinopsis

La larga cena de Navidad es un espectáculo de Máscaras de Comedia Humana creado a partir de la obra breve del mismo nombre escrita en 1931 por el dramaturgo estadounidense Thorton Wilder (1897-1975). Es un espectáculo sobre el ciclo de la vida, lleno de humor y ternura. En su estilo se fusionan la poesía dramática de Wilder con el lenguaje cómico de la Media Máscara.

La obra de Wilder presenta, a través de un espacio único que recrea la Cena de Navidad a lo largo de cuatro generaciones de una familia, los acontecimientos esenciales que marcan las vidas de cualquier ser humano: el nacimiento, el encuentro con el amor, con la libertad, las relaciones y la muerte. En la cena de navidad mantienen vivo, mediante costumbres y tradiciones, el recuerdo y la memoria que sostienen el sentimiento de pertenencia familiar. A través de los gestos cotidianos que se repiten en cada celebración de la Navidad los miembros de esta familia dejen entrever sus deseos y afanes, sus miedos y conflictos. Detrás de cada brindis, de cada comentario insignificante se entreteje la vida de generaciones de seres humanos, que inevitablemente viven las mismas cosas y transitan por parecidas encrucijadas.

 

Propuesta

El espectáculo La larga cena de Navidad surge a partir de la exploración del territorio dramático de la Comedia en relación con el lenguaje expresivo de la Media Máscara. En esta exploración se han incorporado las Máscaras de Comedia Humana para el estudio y creación de los personajes del drama de Wilder. La obra de Wilder no es específicamente una comedia, pero tampoco es un drama realista. Tiene algo de ensoñación lírica y sutilmente “grotesca”, está como teñida por el velo de la memoria. Y tiene mucho sentido del humor. Los personajes tienen algo que les distancia de un realismo crudo: la estructura dramática de la obra sostenida en esa repetición cíclica de la cena de Navidad como metáfora del ciclo de la vida y las relaciones, necesita de unos personajes con rasgos claros y precisos en su presentación. Estos ingredientes nos han permitido jugar de forma eficaz con las Máscaras y su lenguaje para encontrar la vida de los personajes y de la obra.

La música en directo, con un piano, contribuye a crear las atmósferas adecuadas y a sostener la tensión dramática de la representación.
El resultado es un espectáculo ciertamente original, como una caricatura teatral bella, divertida y sensible al mismo tiempo.

Críticas

 

Opiniones de nuestro público